Este fue mi primer barco. Lo empecé en 1994.
Es un modelo para principiantes, con casco rí­gido y sin tracas de forro. Incluso el velamen iba pintado y sin costuras, pero el trabajo del enjaretado, los cabos, las vigotas y todo el aparejo te hacen un experto en poco tiempo.

FICHA TÉCNICA

Ficha Técnica

Nombre Bluenose
Descripción Goleta canadiense del s. XIX
Diseño Artesanía Latina
Escala 1:115
Medidas (cm) Eslora: 60, Manga: 6,3, Altura: 52
Construcción 1994
Horas 150
Observaciones Modelo apropiado para principiantes, por su casco rígido y tracas de forro simuladas. Actualmente existen en el mercado otras versiones del mismo barco por otros fabricantes.

 

FOTOS

Fotos

Slideshow:
Fullscreen:

Historia y Curiosidades

Historia/Curiosidades

Fotografía de la Bluenose II tomada de http://bluenose.cps-ecp.org/

Fotografía de la Bluenose II tomada de http://www.cs.ubc.ca

La goleta Bluenose fue botada en Lunemburg, Nueva Escocia (Canadá) el 26 de marzo de 1921. Tenía 43’5 m de eslora. Fue diseñada por William Roue en Halifax, y era propiedad de un grupo de inversores entre los que se encontraba el famoso capitán Angus Walters. Como pescador era uno de los mejores… como participante en regatas, el mejor. Hay muchas y trágicas historias relacionadas con el nacimiento, la vida y la desaparición del gran tesoro que, para Nueva Escocia, supuso la goleta Bluenose. En 1935 la Bluenose cruzó el atlántico por primera vez para participar en la ceremonia de las bodas de plata de la coronación del rey Jorge V y la reina Mary. La invitaron a participar en el Sailpast Review, en Splithead, y tomó parte en la tradicional regata alrededor de la Isla de Wight. Aunque ´llegó en tercer lugar, los expertos observadores apreciaron su gran valía. Antes de abandonar Inglaterra, el rey Jorge regaló al capitán Angus Walters la vela mayor del yate real Britannia.

La Bluenose zarpó de Falmouth el 11 de septiembre para regresar a Canadá, pero se vio sorprendida por el peor huracán de su historia. La tormenta duró tres días, llegando a volcar por primera y única vez en su existencia. Hubo de regresar para fondear en Plymouth, donde se le hicieron reparaciones durante un mes, antes de estar a punto para encarar la travesía del Atlántico.

Al año siguiente, 1936, la Gran Depresión azotaba Estados Unidos y otros muchos países. Potentes arrastreros comenzaron a reemplazar las flotas pesqueras a vela. Fue entonces cuando el capitán Angus se vio forzado a incorporar motores diesel a la goleta Bluenose. Se eligió un sistema de motor que pudiese desmontarse con facilidad en caso de que surgieran nuevas regatas en las que participar.

En 1937 se acuño la primera moneda canadiense con la efigie de Jorge VI. Para el reverso de la misma, el gobierno pensó en una goleta navegando a toda vela, y el diseñador, Emmanuel Hahn, escogió la Bluenose como modelo. La elección de una goleta pesquera a vela fue indudablemente inspirada por la belleza de la Bluenose, y el diseño fue una exaltación de la gloriosa época en la que altas goletas pescaban en los caladeros del Atlántico.

A mediados de 1942, el capitán Walters vendió la Bluenose a la West Indian Trading Company, y fue usada como carguero en los mares del Caribe.

Cuatro años después, en enero de 1946, la Bluenose encalló en un arrecife cerca de Haití y se hundió desapareciendo para siempre.

En julio de 1963, en los mismos astilleros de Lunenburg, se botó la Bluenose II, réplica exacta de la famosa goleta. Durante décadas ha sido la embajadora de la flota de Nueva Escocia y ha participado en numerosas ocasiones en regatas de fama internacional.

Para saber mas…

http://bluenose.cps-ecp.org/

http://www.cs.ubc.ca/spider/flinn/bluenose/index.html