Reproducción minuciosa del barco original, basada en un reportaje fotográfico del autor de una de las últimas traíñas que, lamentablemente, se ha estado utilizando hasta hace poco tiempo en Rincón de la Victoria (Málaga).

Ficha técnica

Ficha Técnica

Nombre Traíña
Descripción Barco arrastrero típico del litoral malagueño, dedicado a la extracción de moluscos.
Diseño Francisco Texeira
Escala 1:75
Medidas (mm) Eslora: 300, Manga: 95, Altura: 220
Construcción 1999
Horas 150
Observaciones Para la realización de este modelo, realicé un reportaje fotográfico y tomé todas las medidas necesarias a esta traíña. Para la construcción del motor y los demás aparejos de la cubierta, tuve que usar mucha imaginación y recurrir a trozos de plástico, juguetes antiguos y restos de algunos kits.

Fotos

Fotos

Slideshow:
Fullscreen:

Curiosidades

Historia/Curiosidades

Traíñas, bacas y otros arrastreros.

Según el atlas lingüístico-etnográfico de Andalucía, editado por la Universidad de Granada, la traíña es, en botes provistos de luz, la red extensa que se cala rodeando un banco de jureles, boquerones o sardinas, para así llevarlos a la costa. No obstante, en Málaga, la traíña es una de las embarcaciones pesqueras más típicas.

En realidad, hay que distinguir entre la traíña, la “baca” y el rastro de almejas; tres embarcaciones que, aunque relacionadas por su diseño, difieren en sus dimensiones, número de tripulantes y potencia.

La “baca” es el barco utilizado en la costa de Málaga y Almería para la pesca de arrastre. Este barco desplaza entre 15 y 20 TRB. La Baca se distingue a simple vista al fijarnos en su popa. En su parte posterior lleva dos grandes puertas mantenidas a la cabría o pescantes por dos cables de acero que van enrollados a dos carreteles interiores de la maquinilla localizada también en la popa de la embarcación. La embarcación consta de puente, sala de máquinas, cámara de hielo, habitáculo y cubierta.

Por su parte, los “rastros de almejas” son embarcaciones de entre 2 y 3 metros de eslora, de diseño similar a la “baca” y están provistos de motor. Se les conoce por llevar una polea a proa de la que se arrastra un red especial para la extracción de moluscos (almejas y coquinas). En toda la costa oriental malagueña era frecuente ver estas barcas (popularmente “traíñas”), faenando a escasos metros de la orilla. Lamentablemente, el sector está desde hace unas décadas en retroceso y ya no quedan muchas.